Dosis de cannabis para uso oral

Alle Dinge sind ein Gift und nichts ist ohne Gift. Allein die Dosis macht, daß ein Ding kein Gift ist (Todo es veneno, nada es sin veneno. Sólo la dosis hace el veneno). Paracelso.

Si es posible, se deben incrementar de manera lenta y controlada las dosis para evitar los efectos indeseables en la psique o en la circulación. Las dosis de inicio son 2 x 2,5 mg o 2 x 5 mg de dronabinol al día.

Las dosis se pueden incrementar hasta varias unidades de 10 mg al día. En casos de pérdida de apetito o náusea debida al Sida dosis de 5 a 20 mg de THC al día son generalmente suficientes; el tratamiento del dolor puede en ocasiones necesitar dosis mayores.

Si los productos naturales del cannabis, con composición desconocida de THC, se emplean de manera oral, el paciente debe comenzar con 0,05-0,1 gr de la sustancia (en caso de cannabis con un porcentaje de THC del 5 %, corresponde 2,5-5 mg de THC)
Si el contenido de THC es desconocido, se debe conseguir una cantidad suficiente para varias semanas con el fin de asegurar una calidad constante.

En un estudio de Fairbaorn y colaboradores (1976) el contenido de THC sólo disminuía un 7 % en 47 semanas en la oscuridad, seco a 5º grados de temperatura, y un 13 % a una temperatura de 20ºC.

dosisPara evitar efectos secundarios, el cannabis o el THC debe ser ingerido siempre bajo condiciones similares con referencia a la ingesta de alimentos, por ejemplo, siempre una hora antes de las comidas.

Si se emplean preparaciones de cannabis, las dosis deben ser pesadas cuidadosamente y se debe utilizar de la misma manera, por ejemplo, té de cannabis con medio gramo de flores secas de cannabis en medio litro de agua con crema.

Al igual que sucede con los opiáceos, algunos efectos secundarios disminuyen en días o semanas, por lo tanto incrementa la tolerancia de la sustancia. El uso prolongado de THC provoca tolerancia para los defectos no deseados en la circulación y en los efectos psicológicos, por lo tanto dosis diarias de más de 50 mg de THC al día pueden, en ocasiones, ser tomadas sin efectos indeseados físicos o psicológicos significativos.

Consumidores importantes en sociedades occidentales pueden fumar entre 5 y 10 cigarros al día o más, tolerando dosis diarias de 100 mg de THC o más. En una muestra de consumidores de cannabis estudiada por Solowji (1991) la media semanal de uso era de 766 mg de THC, variando entre 30 y 2400 mg de THC.

La tolerancia también se presenta con respecto a los efectos terapéuticos deseados (por ejemplo, disminución de la presión introcular, disminución del dolor), y requiere un incremento de las dosis después de algún tiempo de tratamiento.

Modificado de acuerdo a: Grotenhermen F. Harm reduction associated with inhalation and oral administration of cannabis and THC. Journal of Cannabis Therapeutics 2001;1(3-4):133-152.

Foto: BlazeNow
Texto: Franjo Grotenhermen. IACM Todos los derechos reservados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *